Domingo , 19 de noviembre de 2017
FacebookTwitterRSS Feed

Todo menos fútbol / OPINIÓN

Benditos olímpicos

Valoración del Usuario: / 2
MaloBueno 

Desde que concluyeron las Olimpiadas de Río, hace tan sólo unos días, he escuchado todo tipo de valoraciones con respecto a la actuación de los deportistas españoles, y debo reconocer que mucho de lo oído me suena a comentarios de gentes que no son de este planeta.....

Me refiero concretamente a quienes hablan de éxito de las políticas deportivas de nuestro país gracias a las cuales se han logrado 17 medallas. Y, de verdad, me quedo alucinado. Si España ha logrado una posición aceptable en el medallero ha sido por el sacrificio y el esfuerzo de los propios deportistas ya que el apoyo recibido ha sido prácticamente nulo.

Salvo los chicos del baloncesto, los tenistas y alguno más, ninguno de quienes han estado en Brasil vive de la práctica deportiva, y debe compaginar su pasión con un trabajo. Eso en el mejor de los casos, porque dado el abandono más que manifiesto que las instituciones españolas han hecho de nuestros deportistas en los últimos años (bastantes), grandes promesas del panorama nacional -y que ya apuntaban alto hasta fuera de nuestras fronteras- tuvieron que dejar de entrenar para buscarse las habichuelas siendo socorrista en la piscina de su pueblo, o apostando por estudiar para ganar una plaza como profesora en una universidad.

Si por algo destacan las políticas deportivas de nuestro país es por su ausencia. Es cierto que algunas federaciones trabajan muy bien, y ante ellas me pongo de pie y me quito el sombrero. Gestionan bien el poco (o mucho) dinero con que cuentan, y cuidan de sus chicos y chicas. Pero eso no es la generalidad. La mayoría de esos y esas que visten los colores de nuestro país en acontecimientos internacionales tienen que currárselo, y de qué manera, para estar ahí. En ocasiones sacrificando su futuro profesional a favor de aquello que aman.

Ya digo, grande la selección olímpica española pero por sus integrantes, y no por quienes en teoría deberían estar detrás. Ni están, ni se les espera... salvo milagro. A las pruebas me remito. Sólo tenéis que buscar en la reb cuánto invierte España en sus deportistas, y cuánto invierten otros países. Lo peor de todo es que conocemos cuál es el camino correcto: el que se recorrió hasta Barcelona 92.

Desidia institucional y también de la población. ¡Qué listos somos todos y cuánto entendemos durante la competición de deportes y deportistas españoles que ni siquiera sabíamos que existían!. Les exigimos el máximo, y si no cumple las expectativas de medalla (ahí es nada) les ponemos a parir. A lo mejor si les siguiéramos más durante el año -en lugar de tanto fútbol-, los medios de comunicación se interesarían por ellos para satisfacer la demanda de la población; y los patrocinadores se gastarían dinero en ellos por la repercusión social que tendrían.

...Me acabo de despertar. Tenía un sueño precioso.

Benditos olímpicos españoles.

Escribir un comentario

El administrador, permitirá cualquier comentario excepto los que sean insultantes, obscenos, vejatorios, etc. En tal caso serán eliminados


Código de seguridad
Refescar