Jueves , 21 de septiembre de 2017
FacebookTwitterRSS Feed

Todo menos fútbol / OPINIÓN

Tarea de todos

Valoración del Usuario: / 1
MaloBueno 

Una de las alineaciones presentadas por el Jaén FS esta temporada. FOTO FERNANDO LINARES.

El Jaén Paraíso Interior es mucho mejor equipo de lo que refleja a día de hoy la clasificación de primera división de la Liga Nacional de Fútbol Sala. El que se sitúe donde le corresponde no depende únicamente de la plantilla, del cuerpo técnico o de la directiva; también tiene que ver, y mucho, la afición. Es, en definitiva, una tarea de todos.....

En el partido de Copa del Rey ante D-Link Zaragoza pudimos comprobar claramente la ansiedad que embarga a los jugadores. Salieron como una moto para intentar resarcirse de la derrota en liga, unos días antes, contra UMA Antequera. Los maños representan uno de los equipos revelación de la competición y, por tanto, no eran el mejor rival ante el que reivindicarse, pero al vestuario amarillo no le importaba quien estuviera enfrente ese día sino que lo importante era lavar la imagen ante la afición, algo que solo se podía hacer ganando.

Hubo ansiedad por intentar agradar desde el principio, siguió habiéndola cuando, a pesar de hacerlo bien, se iba por detrás en el marcador; y la verdadera medida de este equipo se vio en el momento en el que llegó el fruto al trabajo: el equipo iba ganando, y los futbolistas jugaron con una soltura que casi no habíamos visto hasta ahora este año. Esos minutos de buen juego son el mejor ejemplo de que esta plantilla está en cierta medida amordazada por el éxito de la pasada campaña. Todo el mundo lo espera casi todo de ellos -incluso ellos mismos- porque representan para los modestos que Cenienta existe y al final se casa con el Príncipe. Sin embargo, y pese a que el cuento es posible, hay que ser realistas y tener en cuenta presupuestos, apoyos económicos, sueldos, nombres... para exigir a este equipo.

La plantilla debe hacer su trabajo, el cuerpo técnico también, la directiva igualmente... pero la afición no puede quedarse atrás. Tiene poco sentido silvar a David cuando, tras un golpe de Goliat, da un paso atrás. Es mucho mejor darle ánimos para que su evidente inferioridad física pueda ser suplida con la fortaleza mental que a veces, solo a veces, gana batallas. Mientras tanto, trabajo de los profesionales, y paciencia de la grada porque tener confianza excesiva en cuentos de hadas puede suponer un batacazo de órdago en la vida real.

Escribir un comentario

El administrador, permitirá cualquier comentario excepto los que sean insultantes, obscenos, vejatorios, etc. En tal caso serán eliminados


Código de seguridad
Refescar