Jueves , 21 de septiembre de 2017
FacebookTwitterRSS Feed

Palabra de Benji /

El "teatro del fútbol"

Valoración del Usuario: / 1
MaloBueno 

Los piscinazos son la toma uno del fútbol

El "síncope teatral " sufrido por Lopito en el inicio de la segunda parte del derbi del pasado domingo entre Linares y Real Jaén, me ha recordado el sinfín de "actuaciones circenses" que proliferan por los campos de fútbol. Todo vale para conseguir el objetivo, la cuestión es que, a este paso, se va a convertir a nuestros jugadores en profesionales de la cinematografía......

 

 

Inicio de la segunda parte en el derbi de los derbis provinciales: Linares Deportivo Vs Real Jaén. Lopito se dirige a su portería y al llegar a ella....ACCIÓN !!!, se agacha, se echa las manos a la cabeza y...poco a poco va cayendo al césped. Rápidamente se ponen en acción los servicios médicos del Linares y todo el mundo en el estadio se pregunta qué ha ocurrido, incluso hay preocupación por su estado.  Lo cierto es que, dada la cercanía de los hinchas del Real Jaén, la mayoría pensamos que, quizás, habría podido recibir el impacto de un objeto procedente de la grada, aunque viendo la tranquilidad de las fuerzas de seguridad que se encontraban alrededor, esa opción se fue descartando.

Lopito, el domingo pasado en Linarejos (foto Diario Jaén)

Luego, viene la versión oficiosa...."Lopito sufrió un mareo"....sí, un mareo teatral, como se fue sabiendo con el paso de los minutos. ¿Con que objeto?....pues imagino que retrasar el inicio del partido unos minutos y conocer así la finalización de los partidos de los rivales en la lucha por el descenso unos minutos antes de que el derbi acabase. Probablemente se barajaron otras opciones pero al final se confío en las dotes de actor del buen portero linarense. Ya sabéis... triquiñuelas del fútbol.

Esta es una anécdota más de las miles que el mundo del fútbol tiene y que hace que los protagonistas de este "arte" cada vez se parezcan más a las estrellas de Hollywood. Igual cualquier año de estos vemos a algún futbolista candidato  al Oscar o al Goya.

Caídas espectaculares al tropezarse consigo mismo, gritos de dolor que parecen estar más cerca de la muerte que de un golpe recibido, "desmayos" ante el soplido de un rival....Todo vale para intentar engañar al árbitro que, hoy por hoy, parece el malo de la película al que hay que derrotar.

La simulación de penaltis es el "abc" de las actuaciones cinematográficas de algunos jugadores. Algunas se hacen con tal arte que parece imposible que no se hayan entrenado antes. Hasta con cámara lenta cuesta entender el engaño. Hay verdaderos profesionales de la simulación de penaltis para desgracia de los colegiados, incluso, hubo una época en que tanto proliferó este "arte" que hubo de regularse y castigarse con amonestación, aunque, por desgracia, este castigo aún no ha conseguido terminar con estas malas artes.

Teatro...puro teatro

La simulación de agresiones es otra de las "actuaciones" que están en el podio de la búsqueda del engaño. Quizás habrá que regularlas también con amonestación para que acaben; además, algunos de estos "desmayos" han ocasionado luego trifulcas y tanganas en los campos y lo que ha carecido de violencia acaba siéndolo.

Más teatro

Otro tipo de "actuaciones" son las celebraciones de gol, aunque estas las entiendo mejor. Atrás quedó el simple saltito y posterior abrazo con los compañeros; ahora hay una auténtica retahíla de festejos ensayados que, incluso, incluyen bailes. No tenemos más que ir a ver un partido de benjamines para entender lo hondo que ha calado este tipo de interpretaciones.

Y si hablamos de la actuaciones en partidos amañados...."apaga y vámonos".

El futbolista, especialmente el profesional, seguido los noventa minutos por una cámara, ha entrado en una dinámica que, en ocasiones, le acerca más al cine que al deporte en sí.

¿ Esto es lo que queremos ?

Escribir un comentario

El administrador, permitirá cualquier comentario excepto los que sean insultantes, obscenos, vejatorios, etc. En tal caso serán eliminados


Código de seguridad
Refescar