Domingo , 19 de noviembre de 2017
FacebookTwitterRSS Feed

Palabra de Benji / OPINIÓN

Soy del Mureño CF

Valoración del Usuario: / 15
MaloBueno 

Mureño CF.

Hablar del Mureño CF es hablar de un equipo de fútbol de nueva creación y que milita en el grupo I de la Primera Regional de Jaén. Sus números dan vértigo, pero por lo negativo, pues en doce partidos disputados hasta ahora no han conseguido ni un solo punto, y han marcado 5 goles por 84 encajados. Derrotas como la cosechada en Mengíbar por 17 goles a cero que probablemente pasen a la historia de esta categoría.....

Derrota tras derrota, goleada tras goleada y, sin embargo, ahí están, jugando domingo a domingo, con la moral intacta, dispuestos a mejorar con el paso del tiempo y, sobre todo, dispuestos a seguir participando, a seguir divirtiéndose jugando a este bendito deporte.

Porque esto aún sigue siendo un deporte, o al menos así debería seguir siendo, a pesar de que cada vez que pongo las noticias deportivas de los telediarios, más parecen una prolongación de “Sálvame” que un deporte competitivo.

Cuando no es el “pur qué” de Mouriño, es su dedo en el ojo del otro. Otro día es la tristeza del que se cree en el ojo de todo el mundo, o lo que se reprochan en el campo los cracks del Barcelona. Los amoríos de las estrellas también dan mucho juego en el apartado de “deportes” de los medios. Y qué decir cuando nos muestran sus cuerpos “danone” en sus trabajos publicitarios.

Se habla de todo menos de lo que me gusta, fútbol.

Por eso quiero hablar del Mureño CF. Quiero hablar de unos jugadores, de todas las edades, unidos por un sentimiento hacia unos colores y hacia un deporte. Quiero hablar de unos chicos a los que les cuesta dinero jugar al fútbol y que, en el vestuario, se quitan el mono de faena de su trabajo para ponerse la camiseta de su equipo. Quiero hablar de un equipo al que golean, partido tras partido, y aun así siguen saliendo a los campos de juego con la mayor ilusión.

Y quiero hablar también de esos directivos que no tienen palco para ver los partidos, y que hacen de todo para la supervivencia del equipo: desde vender papeletas para la rifa del jamón, lotería, entradas, acondicionar el campo, limpiar vestuarios y no sé cuantas cosas más.

Quiero hablar de este equipo que, por no tener, no tiene aún ni campo propio para jugar.

Y lo hago extensivo a todos esos clubes que son como el Mureño. Equipos de los no habla casi nadie pero que, para mi, merecen más respeto que los que están a todas horas en el “Sálvame” de los noticiarios deportivos.

Por eso… soy del Mureño.

Escribir un comentario

El administrador, permitirá cualquier comentario excepto los que sean insultantes, obscenos, vejatorios, etc. En tal caso serán eliminados


Código de seguridad
Refescar