Domingo , 19 de noviembre de 2017
FacebookTwitterRSS Feed

Palabra de Benji / OPINIÓN

Más aceite y menos vino

Valoración del Usuario: / 1
MaloBueno 

Confieso que nunca he probado Pylicrim. Desconozco si sabe a gloria o a rayos, pero me pica la curiosidad y algo habrá que hacer al respecto.....

Esta familia de Moriles 47 ha aterrizado en el Real Jaén con la billetera llena, según parece, encontrándose una institución sin un euro y deseosa de ponerle una pegatina al frontal de sus camisetas.

No es para menos, teniendo en cuenta la falta de dineros entrantes por este concepto y las previsiones recaudatorias que ha previsto el presi, Teruel, que dicho sea de paso me da la impresión que son excesivamente optimistas en lo que se refiere al nuevo patrocinador, aunque ojalá me equivoque.

Tan optimistas como otras actuaciones pregonadas en el pasado a bombo y platillo,  y que parece que el viento se llevó y de las que ya, casi nadie se acuerda.

En todo caso, bienvenidos sean los bodegueros cordobeses al Real Jaén y sobre todo, bienvenidos sean sus dineros, que falta nos van a hacer con la que está cayendo.

Y que nadie entienda que el título de este artículo va contra esta empresa o sus vinos. No, esa no es mi intención, todo lo contrario, muy agradecidos estamos los lagartos. Lo que me pesa es que siendo Jaén la mayor productora de aceite a nivel mundial, su equipo de fútbol con mayor representatividad no ostente en sus camisetas  referencia alguna al "zumo bendito".

Teruel, una y otra vez, ha hecho llamamientos a las empresas de Jaén, aceiteras o no, solicitando ayuda. Ha predicado en el desierto. Nadie ha acudido en ayuda del equipo blanco. La excusa, la fácil: crisis.

Mientras tanto, el dinero de las empresas aceiteras más fuertes sigue saliendo más allá de Despeñaperros. Por aquí tan sólo dejan las migajas. Lo que históricamente ha sucedido, hoy en día sigue en vigor.

Y a menor escala, las  cooperativas jaeneras siguen haciendo la guerra por su cuenta haciendo de ellas su "Reino de Taifas" particular, mirando no más allá de mañana y promocionándose, la que lo hace, lejos de esta tierra.

Aunque no puedo generalizar: la cooperativa aceitera San Vicente de Mogón ha apostado por apoyar a los suyos y patrocina con una cantidad más que aceptable al equipo de su pueblo, el Villacarrillo CF.

Sírvase este ejemplo para el resto y para que nos demos cuenta, de una vez por todas, que lo nuestro, lo más cercano, es la mejor apuesta posible.

Y dicho sea esto, ahora agradecer su gesto (y sus benditos dineros) a Bodegas Moriles 47.

Compraré una botellita de Pylicrim.

Escribir un comentario

El administrador, permitirá cualquier comentario excepto los que sean insultantes, obscenos, vejatorios, etc. En tal caso serán eliminados


Código de seguridad
Refescar