Jueves , 21 de septiembre de 2017
FacebookTwitterRSS Feed

Palabra de Benji /

¿A quién ponemos de árbitro?

Valoración del Usuario: / 3
MaloBueno 

Las minutas arbitrales son excesivas para las economías de los clubes

Otra vez se repite la historia sin que parezca que nadie reaccione ante un tema sangrante como es el asunto de las tarifas arbitrales en los partidos de pretemporada. De nuevo, costes muy elevados para afrontar por parte de los clubes organizadores de partidos de pretemporada y con el estamento federativo mirando hacia "otro lado"...

 

No les queda más remedio, especialmente a los clubes más humildes que organizan partidos de pretemporada, los costes arbitrales limitan, y mucho, la organización de partidos de este tipo hasta el punto de que algunos de ellos acaban con un colegiado consensuado por los conjuntos y que nada tiene que ver con el estamento arbitral. La culpa, la minuta que año tras año sigue vigente en esta época y que hace que se jueguen "partidos ilegales" con segundos entrenadores o delegados como árbitros.

Unos clubes, en este inicio de temporada cuentan con infinidad de gastos relativos a la inscripción para la nueva temporada, mutualidad o deudas contraídas con la Federación por sanciones de la temporada anterior, entre otras, sin contar con la adquisición de los balones que casi cada temporada cambia de forma obligatoria la RFAF (para beneficio unilateral), equipaciones, material y un sinfín de cosas más.

En pretemporada, no cobran los jugadores, no cobran los entrenadores, apenas acuden aficionados a los encuentros pero parece que la minuta arbitral y la consiguiente "comisión" federativa es intocable.

Ciento cincuenta y cinco euros cobraron los colegiados, por poner un ejemplo, en el Villanueva Vs Villacarrillo de hace unos días. Doscientos treinta y cinco por los dos partidos jugados por el Villargordo esta semana, que tuvo la suerte de que llegaron de cerca porque, "que se aten los machos" equipos como Quesada, Orcera, Arroyo y el resto que tengan la "desgracia" de contar con una localización geográfica lejana a los núcleos donde residen los colegios de los árbitros.

Lo recaudado en las rifas y la escasa taquilla que se pueda hacer, si se dan bien, para los árbitros, no hay otra.

El fútbol aficionado está en crisis, eso lo vemos todos los que, temporada tras temporada, estamos relacionados de una forma u otra con los clubes. La causa está muy clara, no se pueden afrontar tantos gastos con las escasas formas de conseguir fondos que tienen los clubes en los tiempos actuales, de manera que el ente federativo tiene que tener como prioridad minorar los gastos de quienes justifican su propia existencia, los clubes.

 

 

Escribir un comentario

El administrador, permitirá cualquier comentario excepto los que sean insultantes, obscenos, vejatorios, etc. En tal caso serán eliminados


Código de seguridad
Refescar