Viernes , 17 de noviembre de 2017
FacebookTwitterRSS Feed

Leyendas Blancas / HOY RECORDAMOS LA MEJOR CAMPAÑA DEL REAL JAÉN EN LAS ÚLTIMAS TRES DÉCADAS

Una temporada para el recuerdo...

Formación del Real Jaén ante el At Madrid.

El Real Jaén volvía a la Segunda División y no quería cometer los errores del pasado. Lo primero era la contratación del nuevo entrenador, y la directiva quería que fuera un técnico joven pero con experiencia en la categoría, a ser posible. Tras barajarse varios nombres, el elegido era Pedro Pablo Braojos, un técnico ya con buen curriculum....

 

 

Pronto se pondría manos a la obra y se dieron las primeras bajas. Los jugadores que no continuaban eran Pellicer, Rafita, Cornago, Robledo y Tocho, aunque este último al final se quedaba, ya que el entrenador le conocía de su pasado en el Leganés, donde coincidieron. Sí continuaban Yepes, Emilio Muñoz, Chico, Quique Beltrán, Nono, Rico, Luis, Chumilla, Rubén Blaya, Jesús Sierra, Rueda…. Y el cuerpo técnico optaba por que  los canteranos hicieran la pretemporada con el primer equipo.

Fichajes del Real Jaén de aquella temporada.

Pronto llegaron los primeros fichajes, Cubillas (Badajoz), Aitor (Sporting), Ortega (Albacete), Imanol (Villarreal), Milosevic (Lleida), Emilio López (Osasuna), Luis López (Levante) y Carlos Torres (Badajoz). El 23 de Julio, tras los pertinentes reconocimientos médicos, la plantilla partía hacia Segovia para realizar la pretemporada en la Granja, un paraje acorde para realizar un buen trabajo. Estando en pleno trabajo, llegaron dos refuerzos más, Pepelu, ex del Sevilla, Logroñés...  Y Paco Jurado, delantero del Sporting de Gijón.

Después de disputar un buen número de partidos e ir cogiendo tono para el comienzo liguero, el equipo regresaba a Jaén y disputaba el Trofeo del Olivo ante el Sevilla. Los hispalenses se harían con el Trofeo en la tanda de penaltis. Antes del comienzo liguero se cedieron a los canteranos Manolín (Torredonjimeno), Luque (U C. Murcia) y Pedro Sánchez que jugaría en el filial.

Gol de Puche al At. Madrid.

Comenzaba la temporada de forma notable el Real Jaén, ganando los tres primeros encuentros ante el Ferrol, Badajoz en el Vivero y al todopoderoso At. de Madrid, con un lleno hasta la bandera en el viejo estadio y con un gran encuentro del conjunto de Braojos. Con el gol de Puche, la afición estalló de alegría y el equipo se colocaba segundo en la tabla. Braojos pedía tranquilidad y no quería euforia, quedaba mucha liga por delante.

Anquela y Pedro Braojos

Una semana más tarde, el Córdoba bajaba de la nube al equipo blanco tras vencerle por 1-0 en el Arcángel con un gol de Espejo. Después el equipo conseguiría tres empates consecutivos y la plantilla se conjuraba para sacar los partidos de casa, esa era la idea. Así fue. Se ganaba al Murcia y  llegaba el Sevilla… Con un nuevo lleno en el estadio, el equipo de Caparros, salía derrotado de La Victoria y la afición estaba eufórica. Los compromisos a domicilio eran la asignatura pendiente y  el equipo perdía en Éibar, Salamanca, y recibió un duro correctivo, 5-2 ante el Lleida. Se daba una de cal y otra de arena. A partir de ahí, llegó una racha de malos resultados para el cuadro de Braojos, con cuatro derrotas y solo una victoria, y con solos dos goles a favor. Tocaba revertir la situación.

Nono marcaba para el Real Jaén.

Antes de navidades, el Betis visitaba La Victoria en partido de Copa del Rey  y el cuadro blanco le vencía y eliminaba al conjunto blanquiverde por 2-1 con un protagonista, Jesús Sierra, autor de dos tantos. En Liga sin embargo, el Real Jaén perdía fuelle y entraba en dinámica negativa.

Pepelu con Juan Francisco de la Casa

Con el inicio de la segunda vuelta,  la verdad que no se mejoró mucho que digamos. El primer varapalo fue la eliminación de Copa a cargo el Murcia. El equipo se reforzaba con dos futbolistas más, Tito, procedente del Numancia (unos de los mejores fichajes de los últimos tiempos) y un ex del Real Madrid, el delantero Morales.  Tocaba dar la talla en la Liga, pero se empataban los dos primeros encuentros de la segunda vuelta. En el Calderón, el equipo sufría una humillante derrota por 5-0 ante el cuadro colchonero.

Los de Braojos no terminaban de encontrar el tono y se empataban los tres partidos siguientes. Este hecho, unido a la derrota ante el Extremadura  encendían las alarmas y Braojos empezaba a estar cuestionado…  Pero llegó la victoria ante el Éibar. Los blancos vencían en La Victoria por uno a cero con gol de Pepelu de penalti. Se calmaban las aguas en la casa blanca…

Tito y Rueda, dos de los estandartes de aquella temporada.

A partir de ahí hubo un punto de inflexión. En las trece jornadas restantes, el Real Jaén solo iba a perder dos encuentros. Poco a poco el cuadro de Braojos iba asentándose en la categoría y una racha de buenos resultados ponía al equipo en la zona tranquila de la tabla, e incluso hacía historia ganando en el campo del líder, el Sánchez Pizjuan del Sevilla por cero a uno con un gol de Tito, un jugador clave en la reacción blanca.

Ortega y Tocho entrenando.

Se llegaba al último tramo de competición con buena dinámica y acariciando la permanencia y tras la victoria ante el Lleida por dos a uno con dos goles de Paco Jurado. Eran ya once puntos los que se le sacaba al Elche, equipo que marcaba el descenso. Eso sí, todo no serían buenas noticias, ya que una lesión en el hombro hacía que el guardameta Emilio López se perdiera lo que restaba de liga. Un palo duro ya que se encontraba en un gran momento de forma.

Con las victorias por tres a cero ante el Albacete, al Getafe por tres a uno (consiguiendo Rueda su gol 100 con la elástica blanca) al Recreativo por tres a uno y solo una derrota ante el Sporting se llegaba al último encuentro en liga. El Betis necesitaba ganar para ascender a Primera División. Con un lleno monumental en La Victoria, y un gran número de seguidores visitantes, el cuadro bético ganaba cero a dos a un Real Jaén que ya no se jugaba nada. El conjunto que presidía Manuel Ruiz de Lopera, ascendía a la máxima categoría del futbol nacional.

Con este encuentro se ponía el punto final a una temporada completa y más que aceptable de los pupilos de Braojos, que dicho sea de paso,  por unas diferencias con la directica, no iba a continuar en el banquillo ante la sorpresa de la afición al conocer dicha noticia.

Jesús Sierra.

Estadísticas de la temporada.

Destacar que el jugador con más partidos disputados fue Jesús Sierra con 41 partidos, seguido por Nono y Rueda con 38 encuentros y Luis López y Pepelu con 37 partidos, siendo el máximo goleador el propio Pepelu con 12 goles, seguido por Rueda y Jurado con 6 tantos y Carlos Torres con 5 dianas. La directiva blanca comenzaba a planificar la próxima temporada.

CONTINUARA…

 

Escribir un comentario

El administrador, permitirá cualquier comentario excepto los que sean insultantes, obscenos, vejatorios, etc. En tal caso serán eliminados


Código de seguridad
Refescar