Lunes , 25 de septiembre de 2017
FacebookTwitterRSS Feed

Leyendas Blancas / HOY RECORDAMOS...

Manolo Herrero, icono de la historia blanca

Manolo Herrero se ha convertido en protagonista de la historia del Real Jaén.

Manuel Herrero Galaso, (Andújar,  28 Junio 1970). Perteneció durante varias temporadas al Real Jaén, concretamente siete, aunque no seguidas. Manolo empezó en el mundo del futbol en su pueblo con el Iliturgi C.F., donde no tardó en demostrar pronto su calidad, pese a su juventud, fijándose rápidamente en él, el equipo de la capital..... De la mano de Tolo Plaza recaló en el Real Jaén, en la temporada 91-92 cuando ya estaba empezada aquella campaña.

Sus primeros pasos en el Iliturgi.

Herrero en sus primeros años de blanco.

Su debut sería ante Los Boliches en un partido que no olvidará nunca, era un sueño para el poder debutar con el Real Jaén donde su primer sueldo sería 100.000 pesetas.

Herrero pronto se erigió en ídolo de la afición.

Poco a poco iría demostrando su calidad en el terreno de juego y su olfato goleador del cual no estaba exento.Tras la marcha de Tolo Plaza en la temporada 92-93 su sustituto, Rafael Alcaide “Crispí”,  siguió contando  con sus servicios siendo un pilar fundamental en aquellas eliminatorias de Copa junto a sus compañeros Chumilla, Rafa, Cardona, Javier, Pascual, Gabi, Roberto, V. Herrero… Aquellos serían sus compañeros de viaje durante varias temporadas, unos años inolvidables para el bueno de Manolo Herrero.

En la temporada 93-94 llegaría su mejor temporada y así el Real Valladolid le “echó el ojo”, firmándolo  junto a Manolo Chumilla. Herrero jugaría en la 94-95 un total de cinco partidos de Liga en Primera División, pero en el mercado invernal, tras la marcha de Esparrago,  se iría cedido al Córdoba C.F.

Herrero con

Tras militar media temporada en el conjunto cordobesista, en la temporada 95-96 volvería al Real Jaén pese a las numerosas ofertas que tenía. Al finalizar dicha temporada de nuevo se volvería a marchar a un nuevo conjunto andaluz, esta vez al Málaga C.F., donde coincidiría con su amigo “Tolo”. Ambos realizaron una buena campaña y Manolo continuaría una temporada más, hasta la 97-98, donde dejaría la Rosaleda por la ciudad de la Alhambra. Granada sería su nuevo destino donde residiría durante una temporada.

Herrero estuvo dos temporadas en el Málaga.

El iliturgitano en Los Cármenes.

Después Herrero optó por cambiar de aires y fichó por el Nastic de Tarragona donde estuvo 4 temporadas, segundo equipo donde más temporadas ha militado. El iliturgitano ya lo manifestó en Onda Jaén TV hace poco: “el Nastic es mi segunda casa tras el Real Jaén”. En tierras catalanas logró ascender a Segunda División y jugar en la categoría de plata. Pero Manolo, pese a que vivía unos momentos magníficos, no se olvidaba de sus comienzos y volvería definitivamente en la temporada 03-04 a su Real Jaén, al que perteneció 3 temporadas más. Colgó definitivamente las botas en la temporada 05-06, siendo uno de los jugadores más carismáticos de aquellos años.

Cuatro temporadas en el Nástic de Tarragona.

Se retiró en la 05/06 y ahí comenzó su periplo por los blanquillos.

Luego cambió el terreno de juego por los banquillos actuando de segundo entrenador en varias temporadas y entrenador del equipo filial, hasta que en la temporada  10-11 tras la destitución de José Miguel Campos, se le ofreció la oportunidad de entrenar al primer equipo y su carrera como técnico no ha podido ser mejor. En la 12 - 13 ha conseguido el ascenso a la Liga Adelante después de 11 años persiguiendo el Real Jaén esta categoría. Una espina que tenía clavada Manolo al no poder ascender como jugador y que por fin se la ha sacado para regocijo no sólo de él, sino de todo Jaén.

Momento del pitido final. El Real Jaén estaba en Segunda...

En definitiva Manolo ha jugado 272 partidos en el Real Jaén, 253 de Liga, 16 en Copa del Rey más 3 en copa Federación. Ha conseguido 40 goles, 37 en Liga y 3 en la Copa.

Herrero celebrando el ascenso.

Manolo Herrero firmando en el libro de honor de la ciudad.

Reconocimiento a Manolo Herrero de parte de Manuel Joyanes.

Un hombre de club, sencillo, honrado, trabajador y con su saber estar seguirá triunfando en el mundo del fútbol, del cual ya ha obtenido una gran recompensa con el ascenso de su Real Jaén a la Segunda División del fútbol español. Genio y figura. Su gran virtud es la sinceridad y la personalidad en el campo y ahora en los banquillos. Para mí ha sido mi ídolo y lo es, sin desmerecer a ningún jugador de aquella época. Manolo ha sido y es un gran profesional.

Escribir un comentario

El administrador, permitirá cualquier comentario excepto los que sean insultantes, obscenos, vejatorios, etc. En tal caso serán eliminados


Código de seguridad
Refescar