Martes , 17 de octubre de 2017
FacebookTwitterRSS Feed

Segunda División B: Grupo IV / REFLEXIONES EN VOZ ALTA DE JOSE LUIS LÓPEZ

De todo un poco: "Entre todos lo hundieron y él solo cayó..."

Momento de un partido en La Victoria.

A todos nos dolió la pérdida de categoría, pero realmente es algo que se veía venir desde hace ya bastante tiempo, sobre todo en esta segunda vuelta. Le han hecho daño, mucho daño a nuestro equipo, a ese que queremos y que nos provoca un enorme desasosiego verlo en una categoría que no le corresponde (ni a él, ni a la ciudad, ni a su afición)

 

. Estoy seguro que tú como yo sentiste un escalofrío cuando el árbitro, hace algunos días, señalaba el final del partido ante el Extremadura… Tú que como yo viviste un maravilloso ascenso de categoría no hace mucho a Segunda y no te explicas como se puede hacer tan mal y ser tan “inútil” gestionando, como para que esta institución pase de Segunda a Tercera en “un soplo” y para dejarlo con una enorme “estocada” a nivel económico… ¡Qué han hecho contigo, viejo amigo…!

 

Como se suele decir, entre todos lo mataron y él solo se murió… El descenso en esta indigesta y nefasta temporada es el resultado de un cúmulo de factores y circunstancias que desde hace tiempo azotan al Real Jaén y que han terminado por hundirlo deportivamente… Y es verdad, el pasado ya no mueve molinos ni nos va a devolver al Real Jaén a Segunda División “B” (tiene narices que queramos volver a esta infausta categoría), pero sí, al menos, hay que señalar responsabilidades, a modo de ejercicio liberador.

Todos la tienen, unos en mayor medida y otros en menos, pero todos la tienen. No descubrimos nada nuevo, ni nada que no hayamos dicho antes, pero conviene recordarlo. Si nos ceñimos a la hecatombe deportiva del Real Jaén, el primero que contribuyó a este desastre fue Rafael Teruel con la firma de ese “superlativo” contrato a Ramón Tejada. Horrorosa acción. Ya tenía tomada (lo dijo él), la decisión de marcharse en enero y poco tiempo después renuevas por dos años más y en base a un honorario muy elevado al máximo responsable deportivo. O lo que es lo mismo, hipotecas el futuro deportivo de la entidad a este señor, lo blindas ante tu marcha… Eso sencillamente se traduce en que a ti la entidad te importa poco no, muy poco (aunque no soy tampoco de los que creen que Teruel lo ha hecho todo rematadamente él, sí muchas cosas).

Indemnizaciones de más de 40 mil euros en caso de despido para un director deportivo, no para los que juegan, no, sino para uno de los que toman decisiones. Bueno tampoco es de extrañar si no tuvo reparos en gastarse mucho dinero también en la contratación de un Director General… La austeridad que había mostrado en sus dos primeros años se la pasó por ahí… Y en su última etapa parece ser que se pensaba que habitaba en un club “rico”… No, el Real Jaén es pobre y tomar esas decisiones es forzar al club a ir por encima de sus posiblidades (Carlos Sánchez también lo hizo durante mucho tiempo). Si tiene “un duro” la entidad debe ir destinada al césped, a los que juegan, a los que pueden hacer realmente prosperar esto… El resto es un gran error.

Y el señor Tejada llega con su gran contrato a principios de temporada, dispuesto a no desprenderse de él. Y puedo entender que Higinio Vilches y Juan Carlos Hidalgo tomen la determinación de colocarlo en el banquillo. Es un trabajador del club, entrenador nacional, con una alta remuneración, costaría mucho prescindir de él y firmar a un nuevo entrenador… Vale, se puede entender que le hagan técnico, no se lo achaco, pero... Sí deberían de haber tomado una decisión posteriormente. Tras el partido ante La Roda, en condiciones normales ese entrenador debería haber sido sustituido… ¿Qué no había dinero para hacerlo? Más caro ha costado el final, un descenso de categoría. No haber tomado una determinación a tiempo, sí que es achacable.

Porque ciertamente Tejada ha sido uno de los grandes responsables de este descenso de categoría. Él ha sido el padre de la criatura. Como director deportivo formó un plantel más que limitado y como entrenador ha sido un esperpento. El equipo puede ser “flojo” pero al menos se debe identificar a que juega cada domingo… En el Real Jaén, solo en momentos muy concretos y partidos esporádicos el equipo ha mostrado competitividad. Le ha faltado una idea colectiva, responsabilidad pues de su entrenador, que ha demostrado trabajar poco y mal al equipo. Pero seguía como técnico… Primero porque no se adoptó una decisión a tiempo y posteriormente por el enorme desgobierno que ha habido en el club. Esa ha sido otra de las grandes causas.

Los cuatro meses de descontrol, de descabezamiento absoluto que ha sufrido el Real Jaén ha sido prácticamente la tumba deportiva de este equipo. Los Hitos, cuando vieron que esto no les era rentable y que no se iba a otorgar la concesión administrativa, dieron marcha atrás y dejaron de pagar o lo que es lo mismo, dejaron de gestionar el club… Cuatro meses en los que evidentemente por esa parálisis la situación económica del club se agravó, llegaron los embargos (se tenía que haber hecho frente antes también, que no se nos olvide, a los pagos con Hacienda), el equipo no se puedo reforzar y debido a la falta de pago, varios jugadores se marcharon. Este último hecho le hizo mucho daño al Real Jaén. Si antes la plantilla estaba limitada (pero aún tenía mimbres para intentar salvarse), con la marcha de efectivos la misión era imposible.

Esa falta de decisiones de los Hitos que tardaron cuatro meses en marcharse para intentar salir indemnes del desgobierno que propiciaron (reclamados también en su día por gente que ahora reniega de ellos) condenó deportivamente al Real Jaén. Ah y por supuesto, responsables también los jugadores, ya que algunos han estado muy por debajo del nivel que se les presupone y otros es que sencillamente no lo dan. Como digo, entre todos la mataron y el solo se murió…

Pero en el trasfondo de todo lo que aquí subyace es algo que he venido comentando durante mucho tiempo… El gran problema que ha tenido el Real Jaén en los últimos tiempos es la anteposición de los intereses particulares a los propios intereses del Real Jaén, la utilización en muchos casos del club descuidando su propio bienestar. En eso hay que mejorar, en entender que lo primero es el Real Jaén, su crecimiento, su afición, la búsqueda de recursos para él, la consolidación de un patrimonio que le de solidez…

Sin embargo, aquí, cuando ha habido un poco más de liquidez (como en la temporada tras el último descenso) se han derrochado sin atender al futuro a medio – largo plazo de una entidad que aún está concursada. Al Real Jaén se le ha hecho daño y esa mentalidad debe de cambiar. Porque lo importante no es “estar” en el Real Jaén, sino ayudar, cada uno en lo que pueda al club. Dejar a un lado las pretensiones y arrimar el hombro de manera unitaria para el bien común, o lo que es lo mismo sumar a favor del Real Jaén. Y ojo, con esto no digo que el que mande deje de hacer negocio con el Real Jaén, no. Si de manera paralela puede prosperar tras invertir en el club, nada que objetar. Pero eso sí, lo primero el Real Jaén, lo primero su beneficio, que de una vez esta ciudad y esta afición pueda disfrutar con el fútbol y atender más a lo que pasa en el césped que a lo que sucede fuera de él. Eso es lo que le deseo a Tomás Membrado, que cuide al Real Jaén, que lo haga crecer y que se anteponga a todo. Pero bueno, del futuro, de Valenciano, del proyecto hablaremos próximamente… Les deseamos toda la suerte del mundo.

Escribir un comentario

El administrador, permitirá cualquier comentario excepto los que sean insultantes, obscenos, vejatorios, etc. En tal caso serán eliminados


Código de seguridad
Refescar