Jueves , 14 de diciembre de 2017
FacebookTwitterRSS Feed

Segunda División / Consigue un gran gol que sirve para la victoria (3-2) sobre Manzanares

Miguelao sale al rescate de Mengíbar FS

Miguelao fue clave en la victoria de Mengíbar (MENGÍBAR FS)

Triunfo ajustado de Software DELSOL Mengíbar FS por tres goles a dos sobre Manzanares FS en un choque en el Miguelao rescató a su equipo a falta de un minuto para el final con un gran gol que levantó el graderío del pabellón mengibareño para otorgar a su equipo tres puntos importantes que le acerca un poco a la zona caliente de la clasificación...

 

Partido frío, como fría era la tarde. Pero antes del pitido inicial, hubo un momento emotivo como pocos. La simbiosis afición-equipo, volvió a hacerse latente con una pancarta que desplegaron el frente Infierno Rojillo para darle ánimos a Fede Díaz, que se ha lesionado y está en pronóstico reservado.

El encuentro comenzaba con los primeros minutos de tanteo por ambos conjuntos sin nada reseñable en ninguna de las dos áreas. La primera acción de peligro fue gracias a un saque de esquina de Manzanares que rebotó en todos lados paseándose por la línea de gol pero sin encontrar portería en el minuto 4:30. Poco después llegaría la rueda de primero cambios y seguiría el tanteo, pero con un poco más de intensidad por parte de los locales que materializarían en una buena jugada de toque que culminaría con un fuerte disparo de Javi Lizana el cual detendría Dani Juárez. Sería el mismo Javi quien tendría dos disparos más para adelantar a los rojillos sobre la ecuador de la primera mitad, sin duda, estaba siendo el jugador más enchufado del equipo.

El primer gol llegaría en una falta clara a Tortu que los árbitros no cobraron dejando el balón muerto para los atacantes, que aprovecharon un pase de gol a Otero el cual batió por bajo a Manu. Fueron unos meros espectadores los colegiados, pues sencillamente llevaban una falta pitada, y se habían producido, como mínimo seis a repartir.

A partir de ese momento el Software DELSOL Mengíbar se hizo dueño del partido y tuvo los mejores momentos de juego  y las mejores ocasiones.  Miguelao hizo una jugada que, si acaba en gol, se cae el pabellón, pues hizo hasta tres reversos para irse de los rivales pero el tiro lo acabó desviando Dani Juárez. Otra falta segundos después, y otra que no señalaron. Una cosa es dejar jugar, otra olvidar tu cometido.

El partido se fue al descanso con la intención de renovarse, y lo hizo. Nada más comenzar la segunda mitad, el Software DELSOL Mengíbar tenía otra cara y muestra de ello llegó el gol en el 21, obra de Miguelao gracias a un magnífico pase al segundo palo de Ureña.

Por desgracia la alegría duró poco porque un balón a Chino en el borde del área le serviría para revolverse y sacar un disparo duro abajo, que no pudo detener Manu. Siguiente jugada y otra vez Ureña que cede a Javi Lizana y este le pega duro a la base del palo y va para adentro.

Era el 2-2 en un suspiro. Y los árbitros a lo suyo, seguían sin señalar nada. Testimoniales todo el rato, sí sacaron amarilla a Miguelao por protestar este hecho de total pasotismo por su parte en cuanto a faltas de uno y otro se refería.

Sí señalaron la de Tortu que vería amarilla por ir abajo, bastante clara, pero sin duda venía subido de revoluciones pues acababan de, literalmente, agarrarlo del cuello de forma notoria. Es impensable que se pueda arbitrar así en esta categoría. Jornada tras jornada.

A falta de 8 minutos, jugada personal de Jose López, falta por detrás a 2 metros del área de Chin cuando se quedaba sólo el cierre mengibeño y por fin señalan la falta, pero no cobran amarilla.

A partir de ahí le tocaría sufrir defendiendo a un Software DELSOL Mengíbar que vería en Manu a su salvador en dos grandes intervenciones. A falta de 3 minutos pidió tiempo muerto para reorganizar a los suyos y llegaron las oportunidades.

Cuando quedaban 3 minutos, Javi Garrido reorganizó a los suyos y en la reanudación un disparo duro de Tortu estuvo a punto de deshacer el empate pero Dani Juárez desviaría el disparo. El colmo fue una mano de Chino que no revestía dudas. Excepto otra vez, para los señores colegiados.

Tuvieron la dupla Miguelao y Fran Peña el tercero en un dos contra dos, pero el disparo se fue por poco. Y empezó el correcalles. Ambos conjuntos tuvieron su momento, pero llegó, otra vez, Dios con el número 11. Dejó sentados a todos y la coló despacito en una vaselina. Faltaba 1:11 y el pabellón se caía. Gol increíble por la épica y por la belleza.

Obligó a Carlos Sánchez a pedir tiempo muerto para salir de 5 con Kiki pero no tuvieron ocasiones para lograr el empate.

Final de un partido para la épica y el estudio donde los árbitros volvieron locos a ambos conjuntos con un arbitraje incomprensible para ambas escuadras donde Miguelao volvió a salvar a los suyos con una clase fuera de toda duda. Ojalá lo disfrutemos muchos, muchos años.

Escribir un comentario

El administrador, permitirá cualquier comentario excepto los que sean insultantes, obscenos, vejatorios, etc. En tal caso serán eliminados


Código de seguridad
Refescar